Servicios

Canal de denuncias, una oportunidad para la transparencia y el buen gobierno corporativo

img_11

La reforma del Código Penal establece que, a partir de ahora, las personas jurídicas podrán tener responsabilidad penal, o lo que es lo mismo, las empresas pueden ser declaradas responsables de delitos cometidos por sus administradores o empleados. Contar con las medidas de prevención y detección de delitos adecuadas, por tanto, será determinante.

Es normal que esta nueva normativa provoque incertidumbre entre las empresas, pero la puesta en marcha de mecanismos de control como, por ejemplo, la implantación de un canal de denuncias que permita detectar irregularidades, conlleva unos beneficios que a primera vista no son evidentes.

Un canal de denuncias en la empresa supone crear medidas y controles para la prevención de delitos que, en un futuro, puedan servir de prueba ante un tribunal y atenuar o eximir la responsabilidad de la persona jurídica.

Y, por otro, no solo servirá para cumplir con los requisitos que marca la ley, sino que supone una oportunidad para impulsar la gestión del buen gobierno corporativo, para crear un clima de confianza y dotar a la organización de una mayor transparencia.

En el Instituto para el Cumplimiento normativo y la Prevención del Fraude hemos desarrollado una solución que nos permite crear un canal de denuncias a medida de tu empresa, teniendo en cuenta su código ético y las características propias de tu sector, clientes, proveedores y empleados. Con esta solución no solo te anticiparás a la nueva normativa, sino que podrás contribuir a la buena praxis en tu organización.

Nuestros expertos en detección de delitos y fraude contarán con el apoyo de especialistas en riesgos, procesos y Gobierno Corporativo, y una tecnología avanzada diseñada a tu medida.

 

Otros Servicios

  • Formación e información en materia de Cumplimiento normativo y Prevención del fraude.
  • Impulso a la función del Compliance Officer.
  • Punto de encuentro y de ayuda para los profesionales de estas funciones.
  • Ayudar al buen gobierno de las organizaciones.
  • Dotar de patrones de calidad al ejercicio profesional del Compliance y la Prevención del Fraude y la corrupción.

La Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas se incorpora al ordenamiento Español mediante la Ley Orgánica 5/2010, haciendo responsables a las Personas Jurídicas de los delitos cometidos por su cuenta y en su provecho en el ejercicio de actividades sociales, por representantes legales, administradores y personas sometidas a la autoridad de estos, siempre que no se haya ejercido el DEBIDO CONTROL.